Nuestro enfoque será Latinoamérica, principalmente México, Argentina, Brasil y Colombia.

A partir la combinación inicial de negocios, el objetivo seguirá siendo el de generar rendimientos atractivos y crear valor para nuestros accionistas mediante una estrategia disciplinada de desarrollo y adquisición y la implementación de cambios en los activos adquiridos, a efecto de impulsar y desarrollar todo su valor.

Nuestra tesis de inversión en estos países se fundamenta en la combinación de un ambiente de negocios favorable derivado de cambios legislativos y regulatorios estructurales, potencial para implementar mejoras operativas, y apalancar desajustes entre el valor de mercado y los valores intrínsecos de los activos, así como otros factores de los cuales nos podríamos beneficiar en el corto y mediano plazo.

Creemos que el éxito en la adquisición y el desarrollo de activos en la región requiere de una combinación de experiencia técnica y operacional, una amplia red de contactos dentro de la industria, y de liderazgo probado dentro de la industria energética.

Adicionalmente, tomaremos decisiones ágilmente y mantendremos flexibilidad financiera y operacional a efecto de capturar rápidamente aquellas oportunidades que sean atractivas desde el punto de vista de retornos ajustados por riesgo, y así competir de manera eficiente contra otros jugadores locales e internacionales dentro de la industria.